Pedidos Telefónicos
600 005 5909 a 14 / 17 a 20 / L a V
INICIO > BLOG > PORTEANDO A LA ESPALDA

Porteando a la espalda

16 de Noviembre

apego Lactancia portabebés porteo

Son muchas las personas que se preguntan cuál es la edad más apropiada para empezar a portear a su pequeño a la espalda, lo cierto es que no hay una edad concreta  recomendada para ello.

A medida que nuestro hijo crece y aumenta su volumen portearlo delante puede entorpecer nuestros movimientos y limitar nuestro campo de visión, por lo que pasarlo a la espalda puede ser la mejor opción.

Aunque también tenemos la posibilidad de colocarlo a la cadera portearlo a la espalda nos deja las manos libres permitiéndonos seguir con nuestra rutina de un modo más natural. Resulta más fácil así atender a otros hermanos, si los hubiera, o realizar cualquier tarea  sin separarnos de nuestro pequeño.

Es cierto que llevar al bebé recién nacido en la parte delantera facilita amantarlo simplemente aflojando el nudo y puede resultar mucho más cómodo cuándo las tomas son muy frecuentes. A su vez, estimula la producción de leche gracias al estrecho contacto, el olor y la visualización constante de tu pequeño.

 

Un bebé recién nacido necesita tomar el pecho con mucha frecuencia y es algo que debemos tener en cuenta cuando decidamos portear a la espalda. Es por esto que algunas personas descartan este tipo de porteo hasta que las tomas empiezan a espaciarse por lo engorroso que les resulta desanudar constantemente.

De modo, que sería más que razonable empezar a partir de su   o 5ª semana de vida, entendiendo que a partir de este momento la lactancia se encuentra bien implantada y el bebé consigue saciarse más rápido y por algo más de tiempo. Aunque no debemos olvidar que cada caso es particular, que cada bebé tiene su ritmo y  debe ser  respetado.

 

También deberíamos tener en cuenta nuestra experiencia como porteadores, de esto dependerá la seguridad y destreza con la que lo coloquemos .

Si somos inexpertos es recomendable  practicar con un muñeco y a ser posible desde el embarazo. Estar relajados y confiados influirá directamente sobre el resultado y el disfrute de cargar a nuestros bebés.

Si nos sentimos inseguros a la hora de colocar a nuestro pequeño podemos  situarnos junto a una cama o sofá. También podemos ayudarnos de otra persona hasta que cojamos  suficiente confianza.

Cuándo portees evita adoptar posturas que puedan ser perjudiciales para tu estructura. En el caso del porteo a la espalda vigila no  inclinarte hacia delante o hacía atrás. Si haces uso de tu conciencia postural  reducirás tanto el impacto de llevar a tu bebé como el de tú actividad diaria.

 

Por último… No olvides utilizar siempre un portabebés adecuado a la etapa de desarrollo y peso de tu hijo y por supuesto ERGONÓMICO.

                       

Preguntas frecuentes
Compra segura
Novedades
Preguntas frecuentes
Compra segura
Novedades

Para darte un servicio más personalizado utilizamos cookies propias y de terceros. Si sigues navegando, entendemos que aceptas su uso según nuestra política de cookies Cerrar