Pedidos Telefónicos
600 005 5909 a 14 / 17 a 20 / L a V
INICIO > BLOG > NIEVES Y LEO: RELACTANDO CON AMOR

Nieves y Leo: relactando con amor

21 de Noviembre

apego Lactancia Noticias

Abandonar la lactancia cuando surgen problemas o cuando las circunstancias no son favorables para que esta se inicie e instaure adecuadamente puede, en ocasiones, generar problemas emocionales en la mamá. Frustración, culpabilidad, baja autoestima, tristeza y con ello más probabilidades de sufrir una depresión postparto. A veces todo estas emociones no aparecen hasta pasados unos meses, ya sea por informaciones sobre lactancia que desconocían o porque sus circunstancias han cambiado y desde la calma y la distancia ven con claridad que es lo que realmente querían.

Nieves dio a luz a su bebé un caluroso mes de Septiembre, la lactancia se inició sin ningún problema, Leo se enganchaba al pecho perfectamente. A los pocos días de dar a luz le comunican a Nieves que ha sido aceptada en un curso de formación al que lleva años intentando entrar …esta es su oportunida918d y acepta la plaza. Son unas pocas horas por las tardes y cuenta con la ayuda de su madre.

Cuando cumple 15 días Nieves se incorpora.

“Decidí entonces, entrar en la formación sin ser consciente de lo que esto podría influir en nuestra lactancia”.

“En un principio durante las horas que estábamos separados Leo tomaba la leche que yo me extraía manualmente. Así me di cuenta de que solo producía leche de uno de mis pechos, el derecho a pesar de estimularlo constantemente no producía nada más que una gotitas".

Las necesidades de Leo van en aumento pero la producción de leche merma poco a poco. Leo nació con 3kg y a pesar de llevar un buen ritmo en las tomas comienza a bajar de peso. Decide darle un biberón de leche de formula durante la tarde cuando se quedaba con su abuela. A los 20 días de vida y solo 5 días después de haber comenzado el curso de formación ingresan a Leo en el hospital por infección en el riñón.

Esa semana en el hospital pudimos estar juntos y se alimentó de nuevo exclusivamente de mi leche. Su peso era de 2kg 450 así que comenzaron a sospechar que Leo arrastraba la infección desde el nacimiento.”imagenes experia u 555

Vuelven a casa y Nieves decide abandonar el curso para centrarse en la recuperación de su hijo. Su bajo peso le preocupa y la escasa o nula producción de uno de sus pechos también. Así que decide suplementar de nuevo y como consecuencia la producción vuelve a bajar.

“Finalmente a los 3 meses abandoné la lactancia por completo, vi que Leo comenzaba a subir de peso rápidamente, estaba recuperado, se veía feliz y con ello gané en tranquilidad".

“Cuando Leo tenía 4 meses, a través de una buena amiga, conocí al grupo de mujeres que prestan apoyo a la lactancia en mi pueblo. Durante el café todas amamantaban a sus bebés, sentía un poco de añoranza y a la vez un enorme sentimiento de culpabilidad".

Por vergüenza a negarse aceptó que la añadieran a un grupo de whatsapp que gestionaban estas chicas para atender las consultas sobre lactancia de otras mamás.

“Fue en este grupo donde pregunté sobre la posibilidad de relactar y aunque no pudieron informarme sobre ello si encontré el apoyo necesario para lanzarme e incluso una mamá me prestó un sacaleches".

“Es verdad que en este grupo encontré algunas mamás muy críticas con las que abandonábamos la lactancia y los motivos que nos llevan a ello”.

"En ocasiones, algunos comentarios desafortunados me hacían sentir mala madre, una persona horrible… pero prefiero quedarme con las palabras de cariño, consuelo y el apoyo recibido por otras madres que no me hicieron sentir cuestionada en ningún momento".

“Fueron mi principal apoyo, junto mi marido y mi hijo, jamás dudaron de mi éxito, ni tan siquiera en la Asociación de lactancia de mi ciudad donde me facilitaron el suplementador y la información sobre su uso creyeron que lo conseguiría…”

 Jose, su marido, se implicó en el proceso desde el principio ayudándola incluso a ponerse el relactador durante las tomas.

1865

“Mi marido, se encontraba tan perdido como yo pero entendió mis motivos y me ayudó todo lo que estuvo en sus manos para que esto fuera posible, y mi Leo...tan chiquitín siempre se mostró muy colaborador.”

 

La relactación es un proceso largo y duro que requiere de mucha dedicación y esfuerzo. A veces, la gente que lo rodea no solo no entienden en qué consiste si no que son incapaces de comprender los motivos que lo impulsan y la importancia del éxito para quien lo inicia.

“Claro que encontré apoyo en mi familia y mis amigos pero no entendían porque me embarcaba en algo así. Algunos amigos me decían que estaba loca, que me haría daño en los pechos para nada. Se preguntaban qué necesidad tenía de esto cuando mi bebé estaba creciendo sano y feliz con leche de fórmula.”

“Me dolía profundamente que algunas personas no le dieran importancia a lo que se había convertido en mi principal objetivo…Volver a tener leche para Leo".

Tenía que estimular mi pecho cada 20 minutos a lo largo del día ya fuera usando el relactador con Leo o el sacaleches 5 minutos en cada pecho. Por las noches, si Leo no se despertaba a comer, tenía que me levantarme cada dos horas para seguir estimulándome. Mucho contacto, muchas horas de piel con piel en la intimidad ofreciéndole el pecho constantemente. Por eso…si alguien me llamaba para salir a cenar o tomar algo y yo le decía que no podía por este motivo, me molestaba que insistieran y no tomaran en serio mis esfuerzos y lo que era mi prioridad en ese momento".

El tiempo en que aparecen las primeras gotas de leche o aparece el reflejo de eyección es variable en cada mujer así como la cantidad. A veces no se consigue producir suficiente cantidad para mantener una lactancia materna en exclusiva y prescindir de los suplementos.

En estos casos, se mantendría el suplemento hasta que el bebé tuviese la suficiente madurez para empezar con la alimentación complementaria. Llegado el momento se podría ir sustituyendo gradualmente la leche artificial por otro alimento.

“En mi caso tardé unas 3 semanas en que aparecieran las primeras gotas, al mes había reflejo de eyección. Como me ocurrió desde un principio mi pecho derecho a pesar de estar igual de estimulado que el izquierdo apenas producía unas gotas. Mi lactancia nunca volvió a ser exclusiva, entre otras cosas porque Leo empezó a probar otros alimentos pero conseguí volver a disfrutar de tenerlo al pecho y de la tranquilidad de saber que mi leche era lo mejor que podía ofrecerle.”

Nieves es Auxiliar de enfermería y tras su experiencia decidió formarse como Asesora de lactancia para poder acompañar a otras mujeres dándoles información y sostén emocional cuando surgen dificultades.

“Si alguna vez una mamá que este valorando relactar me pidiese consejo le diría en primer lugar que se pregunte que le motiva para iniciar un proceso como este. A veces nos mueve solo un tremendo sentimiento de culpabilidad y esto nos hace machacarnos mucho psicológicamente. Es necesario, reconocer y trabajar estas emociones negativas, apartarlas a un lado y centrarse en el profundo deseo de intentarlo, de poner en ello todo el amor del mundo. No siempre se consigue y esto después del esfuerzo puede ser realmente frustrante y doloroso, por eso recomiendo tener cerca un buen profesional que a parte de aportarnos información pueda acompañar el proceso.”

“Por supuesto estar rodeada de un ambiente positivo en general será de gran ayuda para la mamá y el bebé.”

 “Personalmente me centre en el mensaje que quería lanzar a Leo y su papá. Mi deseo de demostrarles mi amor incondicional, que tuviesen la certeza de que siempre lucharía por ellos y su bienestar.”

 Nieves y Leo“Fue un proceso muy duro y de desgaste sicológico y me dio tiempo para reflexionar una y otra vez sobre que pasaría si no lo hubiera conseguido

y entonces me di cuenta de que no pasaba nada que el lazo que nos une es fuerte y que si algún día tenía que dejarlo para ir a trabajar el no iba a echar de menos mi teta si no a su mamá. Que mi hijo crecería como cualquier otro niño apegado a sus padres, que bailaríamos y jugaríamos disfrutando de cada momento y que su mamá siempre estará ahí acompañando su gran aventura de vivir.

"Lo conseguí y no quiero que me de las gracias por ello porque se que de no haberlo conseguido o no haberlo hecho el jamás me habría juzgado pero espero que en el futuro le llegue el mensaje de que de mi mano todo es posible. Su sonrisa es lo que me hace feliz.”

Si  necesitas una asesora de lactancia y quieres contactar con Nieves, puedes hacerlo a través de su correo electrónico:

Chiqueta_j82@outlook.com

Preguntas frecuentes
Compra segura
Novedades
Preguntas frecuentes
Compra segura
Novedades

Para darte un servicio más personalizado utilizamos cookies propias y de terceros. Si sigues navegando, entendemos que aceptas su uso según nuestra política de cookies Cerrar