Pedidos Telefónicos
600 005 5909 a 14 / 17 a 20 / L a V
INICIO > BLOG > TEORíA DEL APEGO Y PORTEO.

Teoría del apego y Porteo.

22 de Mayo

apego bandolera porteo

Cuando comencé mi curso como Asesora de Porteo de la mano de Nohemí Hervada (“Mimos y Teta”) no podía imaginarme la grandeza y verdadera riqueza de este mundo. “Nudos y portabebés”… esa era mi idea. Entonces en una clase nos descubrió la “Teoría del Apego”. Esta teoría, que surgió en los años 50 de mano de el psicólogo John Bowlby como resultado de su trabajo con niños huérfanos y por tanto privados de una figura materna, trata sobre la importancia del apego. ¿Qué es el apego? El apego es el vínculo emocional que desarrolla el niño con sus padres o cuidadores y que le proporciona la seguridad emocional indispensable para un buen desarrollo de la personalidad. Esta misma teoría fue estudiada y complementada por  la psicóloga Mary Ainsworth  catalogando el Apego en diferentes clases. En rasgos generales podemos hablar de dos tipos de Apego, seguro e inseguro. Cuando un niño ha desarrollado un Apego seguro explora el mundo con  confianza en si mismo que ha construido en base a saber que su figura de apoyo siempre se encuentra disponible ante cualquier necesidad que le surja.

marrt

¿Qué relación tienen Apego y Porteo? ¡Muchísima! Hace algún tiempo rondan por internet varios artículos que hablan sobre la “exterogestación” y añaden la ya conocida frase “ 9 meses dentro y 9 meses fuera”. Frase muy acertada, ya que alrededor de los 9 meses es cuando nuestros bebés comienzan a explorar el mundo a través del gateo. En un principio nos rondará cerca,  después por  la misma habitación en la que nos encontremos y poco a poco irá alejándose para explorar su alrededor. Un bebé que ha estado 9 meses en brazos ha tenido más posibilidad de desarrollar un APEGO seguro y por tanto ha adquirido la confianza necesaria para embarcarse en esta aventura exploratoria. Sin miedo, sin angustia y sin lágrimas. ¿Cómo nos ayuda el Porteo a conseguir un apego seguro? “El papel de un bebé en brazos es pasivo, observa con todos sus sentidos. Solo de vez en cuando disfruta de una atención directa, de besos, de que le hagan cosquillas, lo lancen al aire (...) Pero su principal tarea es contemplar las acciones, interacciones y el entorno del adulto o del niño que lo cuida. Esta información prepara al bebé para ocupar su lugar entre su gente al haber entendido lo que esta hace.” Jean Liedloff. “El concepto continuum”. Un bebé que encuentra todas sus necesidades básicas cubiertas está más cerca de desarrollar un Apego seguro. Un padre, madre o cuidador  que sostiene a su bebé en brazos es capaz de detectar esas necesidades con mayor rapidez y por tanto satisfacerlas. Son numerosos los beneficios que se obtienen a través del contacto físico con nuestros bebés y el porteo es una herramienta útil y segura para llevarlo a cabo.

somi

Imagen de Alba la pintora Imagen de Alba, La Pintora de Somnis https://www.facebook.com/AlbaLaPintoraDeSomnis/photos_stream

 ¿Es suficiente con portear y amamantar a nuestro bebé para establecer un apego seguro? La respuesta está clara, NO. Para que un bebé desarrolle un Apego seguro con sus cuidadores necesitará vincularse adecuadamente con ellos. Es muy importante tener una actitud sosegada cuando se atiende al bebé, esto le ayudará a regularse antes las situaciones que le generen miedo o estrés. También es importante mostrar disponibilidad para atender sus necesidades. El porteo, la lactancia, son herramientas muy importantes pero la implicación emocional, el diálogo para con nuestros hijos lo son más. Caricias, sonrisas, miradas, atenciones y disponibilidad. MI BEBÉ ESTÁ CRECIENDO y ahora puedo vincularme con él a través de la escucha activa, validando sus emociones y permitiéndole expresarse libremente. No juzgándole. Expresándole mi cariño a través de caricias y palabras. Haciendo que se sienta aceptado aún cuando su comportamiento no sea el que nosotros creemos. Todo este marco crea un ambiente propicio para desarrollar un apego seguro. Portea a tu bebé porque…

  • Es una excelente herramienta para establecer, recuperar y/o potenciar el vínculo con nuestro hijo a través de las caricias y contacto físico desde sus primeros días hasta que esté más mayorcito.
  • Aumentará su sensación de seguridad y por lo tanto segregará una serie de hormonas necesarias y muy beneficiosas para su correcto desarrollo físico y emocional
  • Tener a nuestro bebé en brazos es una importante ayuda a la lactancia. Un bebé porteado tiene fácil acceso al pecho lo que contribuye a ajuste perfecto entre la demanda y la producción. EL contacto favorece las hormonas encargadas de la producción de la leche.
  • La postura y el movimiento contribuyen a aliviar y/o eliminar los gases y molestias gastrointestinales.
  • Cuando ha habido un parto difícil, separaciones al nacer o la lactancia no ha sido posible, el porteo puede ayudar a la mamá a establecer un mecanismo fuerte de vinculación con su bebé.

Y  sobre todo….porque… ¡BEBÉ CONTENTO… MAMÁ FELIZ!

ELISA LÓPEZ REJÓN, 15-2-15

Preguntas frecuentes
Compra segura
Novedades
Preguntas frecuentes
Compra segura
Novedades

Para darte un servicio más personalizado utilizamos cookies propias y de terceros. Si sigues navegando, entendemos que aceptas su uso según nuestra política de cookies Cerrar